Ximena Sáenz: “En Bariloche a la Carta se genera un ambiente especial”

“Estoy muy contenta y entusiasmada por volver”, dice Ximena Sáenz a pocas horas de emprender su viaje hacia la Patagonia para participar de la edición 2022 de Bariloche a la Carta.

Simple y empática, Ximena volvió recientemente al programa de televisión que la tuvo como protagonista junto a un gran equipo de cocineros por 12 años: Cocineros Argentinos, hoy rebautizado como “Cocineros y Cocineras Argentinas”.

Pero en ese impasse de un año y medio, le pasaron cosas, y muy lindas por cierto. Entre ellas, abrió su propio restaurante; un “sueño cumplido”, como lo describe ella misma.

«Como muchos cocineros soñé toda la vida tener un lugar donde poder hacer, y probar tantas cosas y darle de comer a la gente. El 5 de febrero abrimos “Casa Sáenz”. Reconozco que aún me cuesta mucho definir qué tipo de cocina hacemos, pero no hay dudas de que hacemos lo que nos motiva y nos gusta comer”, relata.

– ¿La dificultad para definir un estilo tiene que ver con que la gente ha diversificado sus gustos, con una tendencia a salir de lo tradicional?

La cultura está en constante cambio; siempre en movimiento. Por esto veo una apertura enorme en todos los argentinos a comer diferente, con más especias, más legumbres o hierbas. Un poco es lo que hacemos en el restaurante, también recuperando preparaciones argentinas porque nos gusta tener productos que son muy nuestros, pero también incorporando otras corrientes de gastronomía que trajeron mucho sabor, como las de Medio Oriente.

Por ejemplo hacemos un arroz llamado Mujaddara, que tiene canela, coriandro, comino, cúrcuma; es muy especiado y muy sabroso. Tenemos fanáticos, gente que viene solo a comer eso. Esta apertura que hay en la gente en el último tiempo, favorece que haya lugares como “Casa Sáenz”.

– ¿Hay una revalorización de la cultura culinaria de cada región del país?

Estamos viendo cómo en los últimos años todo el trabajo mancomunado que se está haciendo entre cocineros, productores y demás, favoreció a que la gastronomía argentina pueda revalorizarse, y la gente esté orgullosa en las regiones de la cocina que tiene.

Por ejemplo, está el «reviro», que es un desayuno tradicional campesino en el Noreste, en la zona del Litoral, y que era algo muy clásico para toda la gente, pero no estaba en los hoteles. Solo había medialunas, tostadas, o huevo revuelto. Pero esas tradiciones domésticas, y que hablan mucho de la cultura del lugar, comenzaron a entrar a otros ámbitos, y así difundir la cocina argentina y afianzarla.

– Sin embargo, muchos cocineros cuentan que se encuentran con la dificultad de conseguir esos productos, y de calidad

Eso depende de la zona, pero creo que cada vez hay más productores haciendo cosas muy interesantes, cuidando los productos; y cada cocinero, desde donde esté, hace un trabajo muy fuerte para encontrar mejor calidad. Es tarea de cada cocinero, buscar a esta gente que está tan comprometida como ellos en la gastronomía.

– ¿Cómo te llevás con la cocina patagónica y los productos que la representan?

Los productos de la Patagonia son un lujo. Siempre me entusiasma trabajar con ellos. Obviamente que uno piensa enseguida en las frutillas, las frambuesas, en las truchas, los hongos, pero están también las sidras y otros elaborados que se hacen muy bien.

Por eso Bariloche a la Carta es un evento que amo, al que voy hace muchos años. Siempre es una fiesta cuando llega el momento de ir porque se genera un ambiente muy lindo. Se logra una sinergia especial entre los productores, los cocineros y sus preparaciones, y la gente.

Bariloche a la Carta es organizado por la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Bariloche (AEHGB). Recibe el acompañamiento del Gobierno de Rio Negro, el EMPROTUR y la Municipalidad de Bariloche, así como el compromiso de los sponsors privados que se suman a la propuesta.

Más información:

www.barilochealacarta.com

FB: Bariloche a la carta

IG: @barilochealacarta

Twitter: @barilochealacar